Las capas de tu cuerpo

Tu cuerpo es una combinación y equilibrio perfecto entre diferentes capas.  La capa física es la que se puede ver y tocar. Las capas energéticas son un componente muy importante de tu ser que se han ignorado en el enfoque de la medicina occidental tradicional. Las otras capas son difíciles de ver a simple vista, pero pueden ser fotografiadas con cámaras especiales. Son parte de lo que se llama el campo electromagnético, éste se interconecta con tus centros de energía  o chakras, regulando el flujo de la energía dentro y fuera del cuerpo.

 

Las líneas de energía (meridianos ) y los centros, forman una intrincada red de energía conectando todas las capas de tu cuerpo. Estos meridianos son los que se utilizan en la medicina china (acupuntura ) y la sanación con energía. La primera capa, se llama el cuerpo etérico, rodea tu cuerpo físico como un guante. La capa que se manifiesta como emociones, se llama el cuerpo emocional, responde a través de tus sentimientos y se ocupa de los asuntos del corazón, esta capa se conecta con el sistema endocrino y el sistema nervioso, lo que traduce las emociones en síntomas físicos. El cuerpo mental es la capa relacionada con tus pensamientos. Todo lo que haces y piensas se convierte en parte de tu memoria. La memoria puede ser consciente o inconsciente, tu cuerpo puede recordar cosas que tu mente consciente puede olvidar.

El sistema nervioso Autónomo

El sistema nervioso autónomo está compuesto por el sistema nervioso simpático (SNS), que estimula la acción, y el sistema nervioso parasimpático (SNP), que promueve la relajación. Una buena salud depende de que estos dos sistemas trabajen en armonía, porque juntos coordinan la función de tus órganos.

El estrés de la vida moderna tiende a estimular en exceso el SNS, la mayoría de música que se oye, noticias, películas, bebidas estimulantes y las condiciones de trabajo, pueden mantenerte en un estado hiper-alerta, incrementando tu presión arterial y acidez estomacal por ejemplo. Como resultado, el SNP se vuelve menos activo de lo que debería ser. Es ahí cuando notas dificultad para relajarte. Por otra parte, el PNS se encarga de funciones como la digestión y asimilación de nutrientes, la reparación general y el rejuvenecimiento. Cuando el cuerpo no tiene chance de poner a funcionar estos procesos,  la respiración, la circulación sanguínea y las funciones restauradoras, como el sueño se debilitan. Cuando el SNS es dominante por un largo período de tiempo, el cuerpo es más propenso a la enfermedad.

Las técnicas que ofrecemos en DharmaGaia, ponen en marcha tus extraordinarias capacidades de regeneración y reparación. Tomando en cuenta la parte física, emocional y energética, así como el fortalecimiento del SNP, promoviendo así, el equilibrio en el sistema nervioso autónomo, y desde allí, todo tu ser.

¿Cómo está tu piloto automático?